Schubert, Rachmaninoff, Scriabin.

Aunque muy largo (2h 30min), un concierto inspirador. Demasiado Schubert, siento decir, porque necesitaba levantarme y concederle un respiro a mi concentración.

Sin embargo, disfruté mucho más la segunda parte. Parecía que el sonido venía cada vez de un lugar diferente de la sala. El tipo tiene un control de los planos sonoros como nunca antes había escuchado a ningún otro pianista. Todo un viaje. Gracias.

Enescu, Mussorgsky, Prokofiev, Scriabin, Stravinsky.

 

Es un poco irritante escuchar un concierto tan ruidoso y escandaloso, donde el 90 % de la música es forte o fortísimo y donde no hay forma ni líneas con sentido.

Por lo demás, es cierto que tenía cosas únicas y muy carismáticas, originales, pero muy agresivas y verticales. No me impresiona que tenga un segundo premio de este o aquel concurso.

Selección de piezas menores.

 

Quizá alguien me tire tomates por escribir esto pero lo cierto es que al fin y al cabo, todo el mundo se pregunta qué hace esta chica ahí.

Partiendo del mal gusto que tiene con el fraseo y el rubato, no controla el balance entre melodía y acompañamiento, los acordes no están timbrados, los ataques no son claros ni precisos y tiene una falta de coordinación importante.

Si además nos metemos con el programa, sin sentido alguno, nos encontramos solamente con dos obras mayores como la primera balada o la quinta de Scriabin. Lo demás, relleno puro. Y con ese vestido, parecía un roscón de Reyes.

Clementi, Brahms, Chopin, Tchaikovsky, Shostakovich

 

La primera parte con Clementi y Brahms fue lo mejor. La sala no favorecía para nada la acústica y el sonido del piano, porque hacía que todo pareciera ruidoso y emborronado, y ella no supo calibrar los pedales para evitar ese efecto. Sin embargo no me molestó demasiado porque hizo una interpretación brillante, virtuosa y con poder. El tipo de perfil del que hablábamos con los georgianos, aunque creo que ella viene de otro sitio.

Lo que me decepcionó mucho fue el Cascanueces. Estaba todo muy guarro, pesado y (ahora sí me molestó) el pedal estaba muy mezclado. Me pareció que no estaba al nivel de la primera parte y que sonaba a otra persona diferente, pero bueno, se lo perdonaremos por las Mazurkas.